El uso de datos para la toma de decisiones: ¿Cómo gestionar la transformación al interior de la organización?

A propósito de nuestro tema de otoño, enfocado a evaluar cómo nos ha ido con los objetivos planteados para el año, bien vale revisar los puntos principales del artículo “Data Driven Transformation: Accelerate at Scale now” (publicado por The Boston Consulting Group en mayo de 2017); el cual, hace referencia a esfuerzos que buscan re-inventar la estructura de TI en la organización. Mismos que si bien, se reconocen como estratégicos y se les destinan recursos considerables, en muchos casos, implementarlos termina siendo poco exitoso o los resultados tardan más de lo esperado en poder palparse.

El artículo propone 3 pasos para lograr un abordaje más ágil, efectivo y con mayores probabilidades de éxito en este tipo de transformaciones. A continuación, una síntesis de los puntos principales de la lectura:

¿Qué mueve a una compañía a buscar una re-estructuración ágil de TI? El uso de datos para la toma decisiones es un diferenciador entre competidores; las reglas de los negocios se reescriben cada vez más rápido; y, lo que típicamente se busca, es estar a la vanguardia sin poner en riesgo a la compañía en el proceso.

Para ello, el método debe ser conveniente en cuanto a costo-beneficio, incremental y sostenible en el tiempo.

Los tres principales pasos para la transformación.

1) Iniciar con pilotajes que generen victorias rápidas. Esfuerzos de pocas semanas y hasta seis meses, que mejoren el desempeño de un área clave y cuyos resultados sean tangibles casi de inmediato.

Con ello se podrán dimensionar los posibles beneficios a futuro, se contará con lecciones aprendidas y, en algunos casos, se contará con ahorros que contribuyan a costear las siguientes etapas de la transformación.

2) Diseñar un plan que abarque las necesidades de alta prioridad. Puede comenzar mientras las primeras iniciativas están en proceso. Consiste en generar un portafolio de oportunidades, identificando y priorizando funciones o áreas que se beneficiarán más con la transformación.

En esta fase se invierte en generar una visión compartida acerca de la transformación y en comunicarla con los equipos de trabajo para ganar soporte en los cambios requeridos.

Además, es necesario realizar un diagnóstico sobre el uso de datos, el grado de digitalización de la información y las capacidades de TI en la organización.

Así pues, la metodología propuesta por The Boston Consulting Group (BSC) para una transformación de TI exitosa consiste en:

  • Construir una visión. ¿Para qué se hace este esfuerzo? ¿Qué se busca obtener? ¿Es una mejora de las prácticas actuales o una transformación radical?
  • Generar el portafolio de iniciativas. Contemplando el establecer un método para priorizarlas. Algunos factores a considerar son: qué tanto un proyecto nos ayuda a mejorar la disponibilidad de la información, a cumplir con un elemento regulatorio, a simplificar un proceso, a obtener beneficios para los clientes, a reducir costos, etc.
  • Seleccionar un modelo de análisis de datos. Para ello, la compañía debe determinar cómo quiere que opere esta función. Y así, seleccionar la mejor herramienta, tomando también como referencia las capacidades internas, para saber en dado caso qué componentes realizar en casa y cuales delegar a un proveedor externo
  • Establecer una estructura de gobierno de datos. Consiste en asegurar que la calidad e integridad de la información se utilizará para tomar decisiones de negocio, estableciendo indicadores que monitoreen la calidad de la información y esquemas de mejora continua
  • Definir la infraestructura necesaria. Es en esta etapa que se evalúa si la infraestructura actual es suficiente para las necesidades futuras, si se tiene el tipo de tecnología adecuada y el modelo de operación óptimo

(Imagen de los 5 puntos descritos arriba para diseñar el plan de una transformación de TI exitosa)

3) Organizarse para el buen desempeño sostenido. El éxito, como en cualquier viaje de cambio, se mide por resultados que se mantienen en el tiempo. Por lo tanto, en la tercera fase de la transformación, se proponen cuatro actividades: crear nuevos roles y procesos de gobierno de datos; fomentar una cultura de uso de datos para la toma de decisiones; adoptar esquemas de trabajo que fomenten la agilidad; y cultivar el talento y habilidades necesarias para gestionar una organización centrada en datos

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Así pues, aunque pareciera una tarea titánica el esfuerzo de transformar a la organización hacia una cultura de uso de datos, aquí se presenta un método práctico para abordar el viaje de cambio.

Al respecto, si participas en un esfuerzo de esta naturaleza:

  • ¿Se han considerado el generar victorias rápidas para ganar momentum?
  • ¿Se han priorizado las necesidades de TI en la organización?
  • ¿Qué se requiere ajustar en esta recta final del año para lograr los objetivos planteados?

Nos encantará saber tus comentarios y reflexiones al respecto.

Para consultar el artículo en su versión completa en inglés puedes consultar la siguiente liga: BCG

Fotografía de portada por: Joe The Goat Farmer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *