Cambios y transiciones – ¿Cuál es la diferencia?

La gestión del cambio es un enfoque que permite a los líderes de hoy, el introducir cambios estratégicos dentro de sus organizaciones de una manera efectiva.  Esto con la finalidad de que las empresas aumenten sus niveles de adaptación y así ellas puedan generar una ventaja competitiva.

Para esto, es importante distinguir entre lo que es un cambio en sí y lo que es una transición:

Cambio: algo externo al individuo, algo que ocurre y que afecta al ser humano. Ejemplos:

  • La pérdida de un ser querido
  • La obtención de un nuevo empleo
  • El nacimiento de un hijo
  • El arribo de una nueva directora
  • Las nuevas políticas económicas y sociales de un gobierno en particular
  • Los nuevos desarrollos tecnológicos, etc.

Transición: algo interno al individuo, el proceso de adaptación que vive el ser humano ante el arribo de un cambio.  Ejemplos:

  • Cuando se pierde a un ser querido, el proceso que la persona en cuestión enfrenta
  • Cuando se pierde un empleo de muchos años; la adaptación psicológica que experimenta el individuo ante su nueva realidad
  • Cuando luego de efectuar un trabajo de cierta manera se informa que de la noche a la mañana habrá un nuevo sistema de información que ayudará a efectuar el trabajo; el periodo de aceptación interna que se experimenta ante el arribo de esta nueva herramienta

Un caso específico de la aplicación de estos conceptos puede ser cuando el líder de una empresa toma la decisión de invertir en un nuevo sistema de información para dar un mejor servicio al cliente. La introducción del cambio es el momento en el que el nuevo sistema se lanza (y los antiguos métodos de administración y/o control dejan de funcionar).  En tanto que la transición, sería el proceso de adaptación que viven los asociados o empleados ante la llegada de la nueva tecnología.

Por ende, antes de que el nuevo sistema de información sea introducido, será necesario el planear cómo y cuándo introducir ese cambio.  De tal manera que al arribo del mismo, la gente quiera, abrace y pueda utilizar el nuevo sistema.

En la experiencia de Kamaleo, por ejemplo, dependiendo del alcance y el impacto de un sistema tecnológico, esa preparación puede llevar desde unas semanas hasta meses de preparación para así, asegurar el éxito.

¿Tienes preguntas o deseas más información sobre cómo llevar a cabo tus viajes de cambio con éxito?  Escríbenos y con gusto dialogamos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *