Conoce el Deep work: mayor enfoque, mayores resultados…

En este post resumimos la obra de Cal Newport Deep work’, la cual es una guía para tener mayor enfoque y lograr mejores resultados en un mundo lleno de distractores. Hecha para enfrentar los frenéticos retos del siglo XXI y para dominar aquello que ya se hace bien con mayor eficiencia.

La hipótesis que plantea el autor es que la habilidad para realizar trabajo enfocado o profundo es cada vez más rara y al mismo tiempo se vuelve más valiosa en nuestra economía.

En la era digital que emerge existen dos tipos de individuos que serán exitosos: 1) cualquiera que pueda trabajar con máquinas y tecnología inteligente y 2) cualquiera que sea considerado una “estrella” en su campo o área de trabajo.

Así mismo, se definen dos características de éste tipo de trabajadores exitosos: 1) la habilidad para tomar actividades difíciles y dominarlas en poco tiempo y 2) producir contenido, productos o servicios a un nivel de élite en cuanto a velocidad y calidad.

Aprendiendo tareas difíciles

La clave para hacerlo de manera ágil y eficiente es mediante el enfoque y sin ninguna distracción. Eso es Deep work.  Sin este, tomará más tiempo aprenderlas a costa de cometer muchos errores. Por lo que la siguiente fórmula es importante:

Trabajo producido de alta calidad  =  tiempo invertido  x  (intensidad del enfoque)

Mantener el enfoque en una sola actividad por largos periodos de tiempo, completamente sin distracción es lo que permite generar un mejor trabajo.

¿Por qué es escaso el Deep work?

Hay culturas de trabajo que promueven la conectividad constante y respuestas rápidas ante toda solicitud, por dar unos ejemplos. Estos son comportamientos que previenen el trabajo profundo. Y todo tiene que ver con el principio de menor resistencia: es más fácil hacer trabajo superficial

En el contexto laboral, sin un claro entendimiento del impacto de ciertos comportamientos en el resultado global de la organización, se tenderá realizar acciones que en el corto plazo son más fáciles de realizar.

También, ante la falta de saber cómo mostrar el valor que generan, algunos profesionales optan por la conducta más fácil y tipo industrial que es: hacer muchas cosas de forma visible.

¿Por qué hacer trabajo enfocado?

Porque es relevante. Es una actividad que estira la mente hacia sus límites, permitiéndote concentrar en una sola actividad. Dicen los expertos y quienes lo han probado que al final eso produce felicidad.

Ordena la conciencia de forma tal que hace encontrar cierto significado en lo que se hace. Por lo tanto, puede ayudar además a cultivar habilidades y a transformar un trabajo basado en distractores en uno que sea satisfactorio, valioso y exitoso.

¿Y cómo lograrlo?

Tomar en cuenta las cuatro reglas:

1) Haz trabajo enfocado. Más allá de las buenas intenciones, implica crear nuevas rutinas diseñadas para mantener la fuerza de voluntad y la concentración en lo que importa. Se trata de definir tiempos y lugares para realizar Deep work así como contar con el soporte de otros elementos complementarios como la buena alimentación y el ejercicio.

También son importantes los descansos para recargar energías y generar reflexiones. Recuerda: la capacidad para realizar trabajo profundo en un día es limitada, así que conviene administrarla adecuadamente.

2) Acepta el aburrimiento. Debido a nuestra forma de vida, nuestros cerebros buscan mantenerse ocupados. Es por ello que en la primera oportunidad buscamos revisar nuestros smartphones, dejando poco espacio para el enfoque.

Una forma de combatir lo anterior es través de la meditación productiva: ocuparse físicamente en una actividad como caminar o nadar, pero ocupar la mente en una cuestión profesional bien definida.

3) Deja las redes sociales. Esto no significa que se deban eliminar los perfiles de todas las redes sociales, pero se recomienda el buscar periodos de desconexión sobre todo si utilizan para entretenimiento. En lugar de ello, aprovechar el tiempo para actividades más significativas y que aporten una sensación de logro.

4) Minimiza el trabajo superficial. Es inevitable, pero puede relegarse a un punto en donde no impida concentrarte en lo que genera mayor impacto.

Se recomienda tener una estructura de soporte como lo es agendar el día o la semana, pero dejar espacios para adaptar los planes conforme se necesite. Demasiada rigidez o flexibilidad en la agenda puede impedir el trabajo profundo.

Así pues, una vida de significado y productiva se puede lograr con el Deep work. Permitir a tu mente el trabajar a su capacidad sin zonas de confort ni miedos es posible. Una vez que inicies ya no mirarás atrás.

Pasos a seguir.

De los siguientes, ¿cuál estarías más dispuesto a activar antes de terminar el primer trimestre de este 2018?

-Empezar a agendar tu día / semana / mes

-Tener más espacios libres en la agenda

-Limitar el uso de las redes como entretenimiento

-Dejar de revisar el teléfono en tiempos muertos

-Practicar meditación

-Otros

Nos encantará escuchar tus comentarios.

 

Si deseas conocer más sobre este tema, puedes contactarnos o consultar la bibliografía original: Deep Work: Rules for Focused Success in a Distracted World. Cal Newport. Grand Central Publishing. 2016

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *